DIOS TE AMA Y ESTÁ EN TODO LO QUE VES....TOCAS.....Y SIENTES.

Buscar este blog

sábado, 27 de agosto de 2011

ENFERMÓ QUIÉN IMPEDÍA EL CAMBIO.REFLEXIÓN POSITIVA.




En una gran ciudad, una empresa estaba en situación difícil, las ventas se estaban cayendo, los trabajadores y colaboradores estaban desanimados, los costos eran cada vez mayores y la situación financiera era crítica. Había que hacer algo para revertir el caos. Nadie quería asumir responsabilidades.
Por el contrario, el personal reclamaba que las cosas andaban mal y que no existía perspectiva de progreso para la empresa. Un joven practicante solicitó a la directiva de la empresa, autorización para llevar a cabo un proyecto que pudiera revertir aquella situación. Después de un fin de semana, cuando el personal llegó a laborar, los trabajadores encontraron en la entrada un enorme cartel que decía:

“Enfermó gravemente ayer la persona que impedía el crecimiento de nuestra empresa. Se te invita a participar del último saludo en la sala de Cuidados Intensivos del hospital”.

Al principio, todos se entristecieron ante la grave enfermedad de un compañero de trabajo. Pero después sintieron curiosidad por saber quien estaría bloqueando el crecimiento de la empresa. Así, que empezaron las especulaciones: ¡De seguro era el Jefe de Personal!, anotaron algunos. ¡Yo creo que era el jefe de producción!, gritó alguien.

¡Te apuesto a que se trata del Director de Mercadeo!, repostó el compañero. ¡Tal vez era el socio mayoritario!, ¡No!, es Pablo, es Juan, ¡no, es Mónica la abogada! Gritaron al tiempo otros empleados. La agitación a la entrada del hospital era tal, que fue preciso llamar a los guardias de seguridad para organizar una fila india.
La sala de Cuidados Intensivos estaba llena de equipos para inyecciones, para biopsia y curaciones; sondas nasogástricas y de nelatón que circundaban el lecho del enfermo. A medida que las personas iban aproximándose, la emoción aumentaba.- ¿Quién sería el que estaba estorbando el progreso?- ¡Que suerte que este infeliz haya enfermado!
Uno a uno, los trabajadores, desde el primer hasta el último nivel, entraban a la sala y miraban al enfermo; unos se quedaban pasmados en seco, otros daban un grito de sorpresa. Un empleado exclamó: ¡No, no puede ser, se va a morir! Y prorrumpió en llanto.
Las expresiones de los primeros no hacían sino aumentar aún más la incertidumbre por saber quien era a fin de cuentas el miserable y desdichado enfermo. Los que habían visto al enfermo salían súbitamente de la sala como si hubiesen sido heridos en lo más hondo de sus almas.
Pero, ¿Quién estaba allí? Pues bien, ciertamente nadie se imaginaba lo que el joven practicante hábilmente había puesto sobre el lecho… Había ¡un espejo!

¿Aún crees que puedes hacer algo por salvarlo? ¿De verdad te gustaría hacerlo? 

 Alberto Ortiz Santana


Es mas fácil culpar a otros y no hacer nada, que tratar de aportar con un granito de arena para lograr cambios en la vida de quienes nos rodean, si cada  uno pone su parte, cada entorno verá e intentará que las cosas sean de otra forma, produciendo así un gran cambio.
Los cambios se logran cambiando cada  ser sus actitudes y acciones.
Primero darse el tiempo mirarse al espejo y reflexionar.
¿Quién soy realmente? ¿Cuánto me amo a mi mismo y lo que hago?
¿Qué estoy haciendo para crear una base sólida para mi vida y dejar un huella positiva que los demás puedan utilizar y recordar?
¿Qué propósitos tienes Dios, para mi en pos de los demás?
¿Estaré siendo negativo e impidiendo los cambios y el crecimiento interior y exterior?
Una vez que reflexiones sobre lo que haces y la vida que llevas te darás cuenta cuanto vales como ser de bien y cuanto eres capaz de aportar en los cambios.
Las actitudes que producen cambios son la generosidad con acciones de amor, bondad, humildad, saber perdonar, nunca mirar en menos a nadie entregar amor a todo ser sin distinción alguna. Dios nos creó y nos ama a todos por igual.
Aún estás a tiempo para ayudar en el cambio: sonríe y contagia con alegría y con amor, tiende una mano al necesitado, dialoga con bondad y optimismo y así levantarás el ánimo de los demás.
El amor, paz y felicidad está en ti y en tus manos para ser feliz tu, tu entorno y  los seres que amas.
Que Dios, llene tu vida de Bendiciones.

Gracias por estar aquí y compartir.

Entradas populares

DISEÑOS CRISTIANOS


ARTES PARA EL REY
"/>