DIOS TE AMA Y ESTÁ EN TODO LO QUE VES....TOCAS.....Y SIENTES.

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 4 de agosto de 2011

REFLEXIÓN COMO VIVIR LA VIDA EN PAZ Y ARMONÍA.



VIVIR  COMO LAS FLORES.




Maestro, ¿qué debo hacer para no quedarme molesto? Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes; algunas son indiferentes. Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que calumnian.

- ¡Pues vive como las flores!, advirtió el maestro.

- Y ¿cómo es vivir como las flores?, preguntó el discípulo.

- Pon atención a esas flores continuó el maestro,



 señalando unos lirios que crecían en el jardín. 

Ellas nacen en el estiércol. Sin embargo son puras y



 perfumadas. 


Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil 


saludables, pero no permiten que lo agrio de la tierra 


manche la frescura de sus pétalos.

Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es



 sabio permitir que los vicios de los demás te 


incomoden. 


Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no 


son tuyos, no hay motivo para molestarse... 


Ejercita pues, la virtud de rechazar todo el mal que viene 


desde afuera y perfuma la vida de los demás haciendo el 


bien.

Ésto es vivir como las flores.

Refleja la sencillez, profundidad y simplicidad de la sabiduría..... se trata de florecer allí donde Dios nos ha puesto. Muy oportuno para momentos de crisis.
Nos enseña que debemos saber vivir con los demás aceptándolos tal cuál son.
muy buena reflexión vivamos cada uno recogiendo todo aquello que nos purifica y ayuda a crecer siendo para los demas el aire dulce que necesitan!.
Todo obra para bien, de los que amam a Dios. Pues solo Dios hace que de lo malo salga algo bueno. hay que permitirle trabajar en nosotros, como la flor deja que la naturaleza trabaje en ella. sigamos adelante.
Vivimos en un mundo lleno de tantas cosas negativas, que extraer lo bueno para poder disfrutar el amor maravilloso que Dios nos da, es algo sublime. porque Dios nos creo para ser felices en medio del mundo.
Porque he aquí ha pasado el invierno, Se ha mudado, la lluvia se fue; Se han mostrado las flores en la tierra, El tiempo de la canción ha venido, Y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola.
Cantares 2:11-12 


Hoy te vengo a mostrar un camino de excelencia, y es el camino de los cambios. Un nuevo comienzo te da la oportunidad de ir a otro nivel, o de cambiar el capitulo anterior de tu vida. Por supuesto para comenzar con esta nueva oportunidad que Dios nos brinda, en primer lugar debemos ser optimistas. Debemos romper con hábitos y adicciones viejas, debemos comenzar con pensamientos y actitudes positivas, sobre todo debemos comenzar a declarar las bendiciones espirituales que el Señor ha prometido sobre nosotros y nuestras familias.
En Lamentaciones 2:22, el profeta Jeremías nos anima con la noticia que las misericordias de Dios son nuevas cada mañana; por tanto es momento de dar un paso hacia adelante en aquello que Dios tiene para ti. No puedes detenerte en el camino a pensar lo que no pudiste hacer, lo que perdiste, lo que te hicieron, muchas expectativas y planes sin realizar; es tiempo de nuevas oportunidades.


Nuestra relación tan cercana.
Íntimamente, tu espíritu en mi interior.
Acaríciame Señor
Con tus yemas suaves y frescas de tu viento.
Dame Señor hasta el aliento,
Con el aire recién naciente, fresco
Recién salido de tus hojas verdes.
Abrígame, lentamente
Con tus rayos de tu sol saliente.
Íntimamente voy ha escuchar tu melodía
En el bello canto de tus aves silvestres.
Límpiame, este cuerpo expuesto…
En tus ríos y vertientes.
Contémplame y déjame contemplarte,
En la belleza de las flores de campo,
En esos verdes pastos y paisajes.
Amarnos intensamente,
Con los padres y hermanos que me diste.
Y con bella ayuda… que me pusiste.
Y cuando sienta hambre
Voy ha disfrutar de un banquete,
De tus huertos y tus tierras fértiles
Disfrutando íntimamente…
Sintiendo a cada momento
Nuestra relación tan cercana.
Íntimamente, tu espíritu en mi interior.
Yo, y tu Señor en todo mi derredor.
Autor: Willan V. Castillo
.
“Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!”
Salmos 1:3 Nueva Versión Internacional.

No te imaginas lo bello(a) que eres. el color de tus hermosas flores, lo que inspiras y reflejas ante los demás. Mis obras son maravillosas, yo tomo mi tiempo para hacerlas porque son perfectas. lo que otros ven como defectos o errores, son para mi tus debilidades perfeccionadas. Yo me glorifico en ti para que otros se asombren y sirvas de testimonio, de aliento, inspiración y fe.



1 comentario:

  1. Precioso mensaje,de verdad llega y hace reflexionar,absolutamente cierto lo que dice,mucha gracias,que Dios los proteja siempre.
    Un abrazo
    Patricio Gonzalez

    ResponderEliminar