DIOS TE AMA Y ESTÁ EN TODO LO QUE VES....TOCAS.....Y SIENTES.

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 16 de abril de 2011

GRACIAS MI DIOS, POR HACERME VER EL VALOR DE UNA MADRE.





¿DÓNDE ESTÁ MI ÁNGEL?.


¿Dónde estás mi ángel?... grito todo el tiempo…
¿Por qué ahora?... siempre le reclamo al viento… se ha creado un inmenso vacío en mi… No le encuentro el sentido a la vida, para este grande llanto no hay medida… cuando todo es tu vida es alegría, algo te la arruina…
Era una tarde de invierno, cuando los niños jugaban, el viento soplaba hacia el horizonte, mismo que mecía las copas de los árboles, tierna y suavemente… tu que me diste la vida, y ahora te marchas así nada mas…
¿Por qué a mi Dios?... este miedo algún día de no tenerte conmigo, está presente en este corazón… estas lágrimas ya no son normales, que en cierto día, fueron de alegría…
Entregaría mi propia vida porque regresaras, ver que tus ojos no se han cerrado aun…
¡Por qué precisamente a ella!... a ti, a ti te debo todo, tu me diste la vida, tu que me llevaste nueve meses en tu vientre, que me alimentabas, me hablabas, me cantabas y arrullabas…
Que por mas de diecisiete años me has aguantado… tus desveladas esperando oír el sonido de mis pasos entrando por la puerta…


Tu que has llorado conmigo en mis tropiezos y sueños… al verte recostada, sabiendo que jamás volveré a ver en vida tu sonrisa, mas que grabada en mi recuerdo…
Tus ojos cerrados, ya no iluminaran el camino de mis luchas… te fuiste, y lo último que pasó, fue que me pelee contigo ¿Por qué me Dios?, ¿Por qué tuvo que pasar así?...
Cada lágrima derramada, aumentará el dolor de verte dentro de unos pedazos de tabla, de saber que no habrá quien me regañe más. Que cuando las pesadillas me atormenten, no podré gritar mas, esperando entres por mi cuarto, respondiendo que todo estará bien, que tu ya estas ahí…


Que ya no habrá celebración en grande por cada diez de mayo… porque tus labios no podrán agradecer todo esto que hago por ti… que al lograr mi sueños, tu no estarás en vida para ver la inmensa alegría que en mi vivirá…
Porque esta casa no será la misma sin tu presencia… saber desde dentro de mi corazón, que siempre estuviste ahí para consolarme en mis tropiezos… que desde niño y a un paso de adulto, te preocupabas por mi, porque no me enfermase… y aquí se te extraña tanto…
Que a pesar de que te fuiste a un mundo mejor, aún platico contigo… porque nadie en el mundo, me podría inspirar más confianza que tu, porque cada vez que lloro, siento tu presencia, abrazándome y platicándome al oído que estás tu ahí, y que nadie me podrá hacer daño… que contigo, conmigo, nada en este mundo es malo…
Pero aun más malo, es el saber, que esto es solo, un miedo, un miedo a que tu, madre mía, realmente un día, no te tenga conmigo… ¿Dónde estas mi Ángel?


Colaboración de Raymundo García Salgado
México






EL REFLEJO. POEMA AL VALOR DE UNA MADRE.

Es madrugada y estoy despierto,
cansado, fatigado, sin descansar un momento.
Agobiado por este raro sentir,
pienso, analizo mi conciencia,
preguntando ¿por qué no puedo dormir?

¿Será acaso ese último sueño?
Donde por momentos me hizo su presa el miedo.
Soñaba a mi madre,
triste, enferma, y que lloraba;
postrada a la orilla de una cama,

Pedía, gemía, oraba...
Me levanto y voy hacia el espejo;
desconcertado, aturdido y preocupado;
de pronto, escucho una voz en mi interior,
que me obliga a cuestionar a mi reflejo.

¿Sabes el por qué de tu madre el sufrimiento?
Porque ella ve en sus hijos muchas malas decisiones;


por eso intercede por ti en todo momento,
a causa de tus irresponsabilidades, apatías, pleitos y rebeliones.
No había pensado en eso.

Tampoco has considerado, por la inmadurez de tu pensamiento,
que desde tu nacimiento,
a duras pruebas se ha enfrentado:
hambre, escasez, tribulaciones,
y en lo poco o en lo mucho a ti nada te ha faltado;



Y en tu inocencia de pequeño ella se ha gozado.
Es verdad, de pequeño fui feliz no cabe duda,
porque para no preocuparnos ella disimulaba esa vida dura.
Pero ¿recuerdas tu adolescencia?

¡Cuando con paciencia un consejo ella te ha dado!
Te mostrabas irracional e indiferente,
y a tu castigo justo haberla obligado.
¡Más tú cerrando aún tu mente!,

Al consejo de otros atendiste,
drogas, vicios, deseos insanos, superficies,
cuando amarla, atenderla tu pudiste
y en sus múltiples problemas apoyado.

Recordar eso no quiero, no puedo.
Además era solo un niño, un muchacho.
¿Crees que puedes tapar el sol con solo un dedo?
Los errores existieron, es más, sus problemas todavía están.



Porque aún siendo un adulto ya casado los sigues cometiendo;
Te preocupan tus problemas, te absorben por demás,
a todo le das tiempo y te olvidas de mamá.
¿Qué no te das cuenta?

Tu esposa madre es,
y si tu actitud no rectificas,
pagarás por tu falques;
recuerda que tu ejemplo es como este espejo,

Donde tus hijos se reflejan,
donde se ve lo que han de ser,
y si a tu madre te muestras indiferente,
y das prioridad a otra gente,

Y a tus hijos no enseñas con tu ejemplo
como amar y respetar a su mamá,
ten seguro, no te sorprendas
muy pronto te va a pesar.

¡No! Por favor eso no quiero, no lo puedo soportar.
Gracias Señor, gracias Dios mío,
porque al final de cuentas,
por tu voz en mi conciencia,

Por tu gran amor, he comprendido.
Y si tú me das licencia, pronto, en cuanto amanezca
a mi madre y a mi esposa, llevaré una flor como esta,
una linda y roja rosa, como un símbolo que las amaré
y honraré con mucha fuerza.

Mi deseo es que este poema se use en eventos especiales del Día de las Madres. Es un pequeño monologo donde se pude utilizar un espejo y un escenario de una recámara como si el personaje estuviera soñando.
Colaboración de Luis Gabriel Virrueta
México


Proverbios

 31:29"Mujeres buenas

 hay muchas, pero tú

 
eres la mejor de toda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada